Pages

martes, agosto 16, 2011

B NACIONAL: RIVER 1 CHACARITA 0

El largo camino para regresar a Primera arrancó de buena manera para River. El Millonario se impuso con justicia por 1-0 a Chacarita en su primer partido en la B Nacional, que finalmente se jugó con público (sólo socios) en el Monumental. Juan Manuel Díaz, a los 6' de la primera etapa, marcó de cabeza el único tanto en lo que también fue el debut de Matías Almeyda como técnico.

River mostró varios signos positivos en el debut. Por empezar, el tempranero gol le dio tranquilidad y en ningún momento sintió la presión o ansiedad que puede generar un primer partido. Tuvo en Alejandro Domínguez a la figura de la cancha, con calidad para manejar la pelota, inteligencia para saber cuándo hacer la personal y cuando dársela a un compañero y astucia para dominar los tiempos del encuentro. Los otros refuerzos, en especial Carlos Sánchez y un escalón más abajo Martín Aguirre, rindieron positivamente. Y los jóvenes debutantes, Abecasis y Ocampos, estuvieron a la altura de la confianza depositada por Almeyda.

Tal vez en el debe quedan ciertas desprolijidades en el aspecto defensivo, con algunas dudas en los centrales (Alayes y Maidana) al momento de rechazar la pelota, desconcentraciones a la hora de tomar las marcas y un abuso de pases al arquero Chichizola: la cantidad de agua en el terreno de juego (llovió intensamente en buena parte del encuentro) podían provocar algún accidente que en ese sector del campo significa gol contrario. Otro déficit fue el poco abastecimiento para Cavenaghi quien no tuvo mucho contacto con el balón.

Más allá de puntos a favor y en contra, vale decir que los de Nuñez encontraron en Chacarita a un duro rival. El Funebrero nunca se metió atrás y planteó un partido parejo aunque careció de juego profundo por lo cual la victoria de River no corrió demasiado riesgo. En un buen momento de los de Rivoira, Almeyda hizo ingresar a Villava por Aguirre. El Keko se tiró por la izquierda del ataque, Domínguez se movió más atrás también por ese sector y el Funebrero se quedó sin un espacio que por momentos supo explotar bien con las subidas de Piz.

En definitiva, pese al exiguo marcador y algún sofocón propio de un resultado corto, River ganó bien, contó con las mejores oportunidades de gol y empezó como debía este periplo desconocido para su historia. Con un equipo nuevo, en formación, hilvanar resultados es fundamental. Y el Millonario demostró material como para que la pesadilla dure sólo un año.

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails