Pages

domingo, febrero 19, 2012

B NACIONAL: RIVER 3 INDEPENDIENTE RIVADAVIA 0

River Plate impuso toda su categoría y quedó como único líder (al menos hasta que el lunes juegue Instituto) al derrotar ayer a Independiente Rivadavia de Mendoza por 3-0 en el Monumental en encuentro válido por la 21º fecha de la B Nacional. El Millonario tuvo el temple para reponerse a la temprana expulsión de Carlos Sánchez (11' del PT) y ganó con justicia.

Cavenaghi, Alejandro Domínguez y Trezeguet anotaron los goles de un River que mostró su mejor producción en el torneo en lo que va del 2012. Si bien es cierto que el rival puede no ser parámetro, la realidad del fútbol actual indica que ningún partido se gana antes de jugarlo. Y el choque ante los mendocinos puede leerse como fácil por el marcador pero tuvo sus momentos complicados los cuales le dan mayor mérito al triunfo.

River se sobrepuso a la (justa) expulsión de Sánchez jugando siempre con el arco de enfrente en la mira. Ponzio, la figura de la cancha, duplicó su trabajo al moverse por el medio y por el sector que el uruguayo había dejado vacante; Ocampos dio muestras por la izquierda de su gran momento; Cavenaghi y Domínguez siempre complicaron y el resto estuvo en buena sintonía. Fue el Torito el que abrió el encuentro empujando a la red un cabezazo de Ramiro Funes Mori tras una milimétrica asistencia del Chori.

Independiente Rivadavia presionó en el tramo inicial del primer tiempo pero luego se fue desvaneciendo y no inquietó pese a la superioridad numérica. Sólo en el arranque de la segunda mitad arrinconó a River aunque creo una única situación clara de gol bien resuelta por Vega. Los de Almeyda logaron salir del breve asedio y pese al desgaste físico empezaron a complicar hasta llegar al tanto del Chori (gran maniobra individual arrancando de mitad de campo) y poniendo cifras definitivas con un muy buen cabezazo de Trezeguet quien cumplió el sueño del pibe.


La derrota de Central hace que River mire a todos desde arriba. El Millonario comenzó esta rueda ganando dos partidos en los que no podía dejar puntos, los que a la vez le pueden inyectar mayor confianza. Está claro que a los de Almeyda les sobra material para encaminarse al ascenso pero el trayecto todavía es largo y no parece, al menos en el breve tiempo, dejar de tener sus complicaciones.  

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails