EL PRIMER GOL DE UN ARQUERO EN EL FÚTBOL ARGENTINO


✔️El primer gol de un arquero en el profesionalismo fue obra de Eduardo “Pibona” Alterio de Chacarita. Sucedió en la 12° fecha, el 9 de agosto de 1931, en ocasión del partido en el que su equipo visitaba a Tigre.
✔️Para sorpresa de todos, Alterio tomó la pelota para ejecutar la pena máxima sancionada por el árbitro Ricardo Riestra. Tigre se imponía por 3 a 0 y su arquero, Lorenzo Savarro, se quedó parado frente a un palo en señal de protesta por la sanción de la pena máxima (también se dijo que lo hizo pensando que la acción sería invalidada porque para él un guardameta no podía patear). Con todo el arco a su disposición Alterio convirtió y su tanto a los 62 minutos sirvió para que Chacarita comenzara a construir lo que terminaría siendo igualdad en tres goles.
✔️Sin embargo no era la primera vez que Alterio anotaba desde los 12 pasos. El 26 de enero de 1930, también jugando para Chacarita, le había convertido en el amateurismo a Eugenio Cadet arquero de Estudiantil Porteño, a los 72 minutos, en un encuentro que había quedado pendiente del la 3° fecha del torneo de 1929 que organizaba la Asociación Argentina de Football y que culminó 2 a 2.
✔️El 23 de marzo de 1930, por la 1° fecha del campeonato de 1930, Alterio intentó nuevamente marcar de penal pero Clelio Caucia, el golero de Vélez le contuvo su remate. Igual el Funebrero se impuso 3 a 2 como visitante.
✔️Alterio era el tío del reconocido actor argentino Héctor Alterio
✔️Pasaron más de 40 años, hasta el Nacional de 1972 para que un arquero volviera a convertir cuando Alberto Parsechian, de Independiente de Trelew, le marcó a Vélez. Por ese mismo torneo le convertiría también a San Lorenzo de Mar del Plata. Parsechian fue en la temporada 1986/1987 el técnico de Armenio que se mantuvo invicto 34 partidos en el Nacional B y ascendió a Primera.

Comentarios