Pages

domingo, enero 23, 2011

BOCA 2 RIVER 0

Boca fue dueño del primer superclásico del año, disputado en Mar del Plata. No solo en el resultado sino también en el rendimiento, convincente en la primera etapa y sin sufrir grandes zozobras más allá de algunas tapadas extraordinarias de García (¿se quedó con el puesto?) en el complemento.

La temprana apertura del marcador le dio a Boca un oxígeno que los equipos de Falcioni suelen aprovechar al máximo. Si bien Julio César está dando sus primeros pasos en el club de la Ribera, está claro que ya le imprimió parte de su sello. Y uno de ellos es aprovechar la ventaja en el marcador, replegándose medianamente pero siempre intentando tener el control del balón. El 4-4-2 tuvo salida y predominio ante el rival por los costados y, además, el elenco fue dueño absoluto del mediocampo. La defensa casi no tuvo falencias y el ataque aprovechó sus momentos.

River padeció el juego que le impuso Boca y nunca logró maniatarlo salvo en pasajes del segundo tiempo cuando hilvanó algunas buenas jugadas y evidenció uno de sus pocos puntos positivos del clásico: no se desesperó aunque tal vez fue solo por el tono "amistoso" del cotejo. La línea de fondo nunca dio garantías y Pavone estuvo muy solo en la ofensiva.

Queda un trecho por andar y las conclusiones serán claves para el futuro. Por el partido de anoche da la sensación que al menos los jugadores de Boca captaron el mensaje de Falcioni y que a este nivel será un hueso duro de roer en 2011. JJ López deberá hacer otra lectura si su pensamiento ante los medios es el mismo que en la intimidad: si este equipo, con buenos futbolistas y otros que son proyectos interesantes, no necesita refuerzos cuando claramente no tiene recambios de categoría, se las verá complicadas.

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails