Pages

domingo, mayo 05, 2013

FINAL 2013: BOCA 1 RIVER 1

Boca y River empataron 1-1 en La Bombonera por la 12º fecha del torneo Final 2013 en el marco de un superclásico que arrancó con intensidad pero se fue diluyendo con el correr de los minutos a tal punto de volverse ordinario y mediocre.

Manuel Lanzini abrió la cuenta para el equipo de Ramón Díaz, mientras que Santiago Silva le dio la igualdad a un Boca que sigue en el fondo de la tabla y suma 11 fechas sin conseguir un triunfo en el Torneo Final.

La alegría del visitante  arrancó bien temprano en la tarde, ya que a los 45 segundos apareció el cabezazo goleador de Lanzini, quien recibió un centro desde la derecha de Carlos Sánchez -previa falla defensiva de Guillermo Burdisso- para dejar inmóvil a Agustín Orion.


Boca había acusado el impacto tempranero y fue a buscar el empate empujado por su gente. Sin embargo, el conjunto de Carlos Bianchi careció de ideas para inquietar a Marcelo Barovero y sus intentos chocaban con el sólido colombiano Eder Balanta.

En contrapunto, River no se achicó y con paciencia casi llega al segundo rozando los 20 minutos del primer tiempo cuando Juan Manuel Iturbe ganó en velocidad sobre la izquierda y envió un centro que no llegó a conectar Rogelio Funes Mori. A los 27, el centrodelantero millonario probó desde afuera del área pero su remate se fue alto. Funes Mori tampoco pudo con Orion, quien controló sin dar rebotes otro remate del Melli.

El Millonario manejaba mejor la pelota ante un Boca plagado de de errores en la mitad de cancha y hasta estuvo a punto de marcar otro gol. Luego de una gran jugada individual de Iturbe, Funes Mori se pasó y Sánchez, solo ante Orion, quiso colocar la pelota suavemente por encima del arquero pero el intento quedó en la nada.

Boca, que hasta los 38 no había pisado el área de Barovero, llegó al empate en su primera acción peligrosa. Walter Erviti habilitó a Silva y el uruguayo se acomodó para poner el balón lejos del alcance del arquero visitante. Era el empate, injusto, pero oportuno.


El segundo tiempo tuvo a un Boca protagonista en los primeros minutos, aunque los pelotazos de Juan Sánchez Miño y Pablo Ledesma a Silva o Lautaro Acosta quedaban en la nada.

El partido se tornó denso e impreciso a tal punto que casi no se generaron situaciones de riesgo y lo más destacado pasó por la expulsión de Ramón Díaz o las interrupciones de Germán Delfino por la pirotecnia que la hinchada de Boca le arrojaba a Barovero.

Sobre el final, el Xeneize casi se queda con el triunfo cuando el juvenil Gonzalo Escalante anticipó un centro de Sánchez Miño. Barovero respondió en dos tiempos y así el clásico terminó en un empate que a Boca lo sigue dejando abajo en las posiciones y a River un poco más lejos de Lanús.



Fuente:
442

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails