Pages

domingo, marzo 25, 2012

B NACIONAL: GIMNASIA 0 RIVER 0

Muchas veces el juego de River no convence pero el Millonario no pierde y las ocasiones en las que no gana ese tipo de partidos queda mayormente más cerca que su rival de hacerlo. Ayer, en el 0-0 ante Gimnasia en La Plata fue uno de esos encuentros. Los de Almeyda no desarrollaron un fútbol nítido pero indudablemente estuvieron más cerca que el Lobo de quedarse con los tres puntos.

El primer tiempo no fue bueno. Gimnasia controló a River, no lo dejó jugar cómodo y explotó bien el sector derecho de su ataque aunque se valió mayormente de la pelota parada para generar peligro en el arco de Vega. Al club de Nuñez le costó trasladar la pelota ante las continuas imprecisiones de Ponzio y el Chori Domínguez y sólo encontró claridad a través de Carlos Sánchez, bien acompañado por Vella, por el andarivel derecho.


Pero más allá de lo enredado del juego y de las ganas de los de Troglio, fue River el que contó con la ocasión más clara de la etapa inicial cuando Trezeguet desperdició de cabeza en inmejorable posición la apertura del partido y el cambio rotundo del trámite.

En la segunda etapa River fue más ambicioso y Gimnasia se conformó con el punto. El local intentó en los primeros diez minutos pero luego cedió pelota y terreno a su rival, que no pudo sacar rédito pese a la expulsión de Goux a falta de 15' y más allá de situaciones claras de Trezeguet, Cavenaghi y Aguirre bien conjuradas en mayor parte por el arquero Monetti, la figura de la tarde-noche platense.


Se puede decir que una vez más River no convenció en el juego. Generó ocasiones de gol pero casi por inercia, sin ideas claras y muchas veces hasta equivocando el camino. Sin embargo debió ganar, lo que hubiese significado tal vez el despegue definitivo. Una vez más el tiempo dirá si el punto suma o resta. Por ahora lo concreto es que el Millonario exhibe dudas de cara a la recta final del torneo.

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails