Pages

miércoles, junio 10, 2009

LA ALTURA NOS CORTO LAS PIERNAS

Que derrota dolorosa. Aunque suene exagerado es tan dura como la goleada ante Bolivia. Aquella vez no estuvimos a la altura. Pero esta vez sí y con creces, por eso se sufrirá tanto. Argentina desarrolló un gran papel en la mayor parte del cotejo pero se va con las manos vacías. El cansancio nos dejó sin piernas y el 2-0 ante Ecuador en Quito lastima y complica.
La Selección nacional cumplió una eficiente tarea en el primer tiempo. Ecuador intentó imponer su ritmo desde el arranque pero Argentina no lo dejo. Supo aprovechar los espacios que le otorgó la última línea local y generó varias situaciones de peligro. Tevez estuvo cerca con un remate de zurda y Messi lo perdió increíblemente tras desborde y centro de Heinze. Los dos delanteros del equipo se complementaron muy bien y el mediocampo defendió y distribuyó con firmeza. Si hubo imprecisiones fueron producto de la rapidez del campo de juego debido a un combo difícil de neutralizar: lluvia y altura. Argentina era superior ante un Ecuador tibio, sorprendido tal vez por el juego de la visita. Así, a los 28’, llegó la chance más clara para abrir el marcador. Elizaga lo derriba a Tevez en el área: penal que el arquero le contiene al Apache adelantándose claramente un par de metros. Fue recién a partir de entonces cuando el local creció e intentó a través de algunos centros aunque no le dio demasiados sobresaltos al equipo de Maradona que decayó y se replegó en ese tramo final de la etapa debido al gran desgaste realizado.
La segunda parte fue otra historia. Ecuador ingresó con mayor actitud y contó con el control casi total de la pelota. A Argentina se la vio unos metros más retrasada y careció de las buenas combinaciones ofensivas que le habían dado sus frutos en la primera etapa. Ecuador lo tuvo en un tiro libre de Ayovi que tapó Andujar y luego la Selección pudo ponerse en ventaja tras un centro de Heinze que Elizaga desvía y la pelota le queda a Gago quien patea mal y le permite recuperarse al arquero y volver a tapar. Sin embargo, a pesar de no ser incisivo, Ecuador dominaba y el peligro se acrecentaba. Con una de sus principales armas, el remate de media distancia, el local logró adelantarse en el marcador. Nada pudo hacer el uno argentino ante el zurdazo de Ayoví a los 28’ y a pesar de ser un resultado injusto pareció sentenciar el encuentro. Los de Maradona nunca reaccionaron y sufrieron la máxima: cuando erras en el arco contrario lo sufrís en el propio. Luego Palacios estableció el 2-0 a los 27. No había nada más por hacer.
Tras el partido del sábado no nos quedamos con el resultado y marcamos lo mal que se había jugado y lo lejos que se estuvo de merecer llevarse los tres puntos. Hoy la historia fue inversa. Seguro Andujar; de menor a mayor Otamendi en su debut; bien Heinze siendo opción importante en ofensiva por el carril izquierdo; incansables Jonás, principalmente, y Maxi por las bandas; sobrio Battaglia en la recuperación con un Gago que rozó la brillantez dado los factores adversos del encuentro y bien, para muy bien en el primer tiempo, Messi y Tevez. Pero no dimos la estocada cuando pudimos. Ese fue el punto flaco de la tarde y Ecuador nos ganó y quedó a dos puntos. El panorama pinta complicado si avisoramos los choques futuros. Estuvimos a la altura pero esta nos cortó las piernas.

2 comentarios:

No, gracia a vo´ dijo...

Buen resumen!

Pude ver el segundo tiempo nomás y la verdad es que Argentina se quedó sin resto promediando el complemento.

Veo que varios medios coinciden en la mejora del equipo. Ojalá me equivoque pero yo creo que a pesar de jugar un poco mejor no vamos por buen camino.

SALUDOS!

Migue

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Muchas excusas con la altura. Maradona debe reaccionar o Argentina lo pasará muy mal. Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails