Pages

sábado, febrero 27, 2010

UNO, DOS, ULTRAVIOLENTO...(5)

El arquero brasileño Sagú de Baltimore Blast, de la Major Indoor Soccer League de Estados Unidos, propinó una de las patadas más violentas en la historia del fútbol en cualquier versión.Yotsi Martínez Olivera, del equipo La Raza de Monterrey, sufrió la descalificadora acción que le costó una dura lesión. Lo curioso fue la actitud de los organizadores: apagaron las luces del estadio e hicieron sonar una sirena. La mejor determinación que pueden tomar es la de negarle seguir en la actividad a este criminal disfrazado de arquero.  


Fuente: El Gráfico Web

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails